martes, 15 de noviembre de 2016

Alimentación saludable para bebés

Primero debemos tener en claro que significa alimentación saludable, que no significa comer comida “light”, sino combinar los diferentes alimentos (todos ellos) en la cantidad y calidad suficiente como para poder satisfacer todas las necesidades nutricionales.


Debemos tener en cuenta que la mejor manera de inculcarle a nuestros hijos una alimentación saludable es con el ejemplo. Imaginaos, sería completamente contradictorio que le digais a vuestros hijos que coman ensalada de brocoli y huevo y quevosotros no lo hagan. Así que debemos empezar nosotros mismos a cambiar nuestros hábitos alimenticios.


Quizás empezando por eliminar las bebidas azucaradas con gas por el agua mineral. No digo que la quiten completamente, sino que por ejemplo, no las consuman con las comidas, o sólo destinarlas para los fines de semana o cuando vais a acomer a un restaurant, etc.


Para que la alimentación sea completa deberíamos consumir todos los grupos de alimentos. 


Éstos están compuestos por: 

- Cereales y leguminosas: Este grupo de alimentos es una fuente muy rica en hidratos de carbono, lo que resulta una fuente improtante de energía.

- Verduras y frutas: Sí verduras!!!, sabemos que para los peques es más difícil el tema de las verduras, pero es importante que probemos diferentes maneras de incorporarlas en sus comidas ya que aportan vitaminas, minerales y fibra. La fibra es sumamente improtante especialmente en personas diabéticas y ayuda a controlar el peso, colaborando además a controlar los niveles de colesterol en sangre.

 - Carnes y huevos: son los que nos aportan las proteínas, además de hierro que es muy importante.

- Lácteos: Son una fuente improtante de proteínas de muy buena calidad y de calcio por supuesto. Éste es esencial para “construir” y mantener los huesos y los dientes saludables. Por ello es tan importante  su consumo, especialmente a los más pequeños que se estan “formando” aún y para las mamás, para prevenir la osteoporosis.

- Azúcares y dulces: Este es un tema para muchos, verdad?, su consumo es necesario pero en su justa medida. El consumo en exceso favorece el sobrepeso, y en algunas personas (las predispuestas) aumenta el riesgo de diabetes y las caries.

- Grasas: son una gran fuente de energía, pero el consumo en exceso es perjudicial para la salud, favoreciendo el riesgo de enfermedades como arterioesclerosis, cáncer de colon, próstata, obesidad, etc. cuando consumimos aceite siempre es mejor consumirlo en cantidades adecuadas y crudo. Ya es de público conocimiento que las grasas trans son muy perjudiciales aumentando el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario